Pierdo el tiempo.

"Quiero hacer contigo lo que la primavera hace con los cerezos"

Lovers

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Segunda escena, séptimo capítulo


Andrew mira el número de teléfono en la pantalla del teléfono de móvil, ya ha sonado antes y duda en si lo cogerá esta vez. Le repatea pensar en que sólo se atreve a hablarle por teléfono; le repatea la cobardía.
  Sí, es su padre pero no su dueño. Él tiene derecho a elegir qué es lo que quiere hacer en su vida, al fin y al cabo, es su vida y la de nadie más. Está cansado de oír todo eso de que su padre lo hace por su bien; le da igual por qué lo haga. Está cansado de las discusiones y de su madre intentando hacer que le dé la razón a su padre. Está cansado de aguantarse. ¿Qué pasa con lo que él quiere?
  Mira el número una vez más, dudando.
  Tira la guitarra encima de la cama y se pasa las manos por el pelo, echándolo hacia atrás. Está cansado… cansado de todo. Piensa de nuevo en lo que supondría descolgar y se da cuenta de que no sabría qué decir, no quiere ceder de nuevo.
  El teléfono para de sonar y de hacer ese ruido horrible al vibrar contra la mesilla. Silencio y una especie de remordimiento, que lo hace débil.
  Se levanta. Abre la ventana y se apoya en el alféizar. La calle está vacía y luce el mismo gris de siempre, en ese barrio todo parece gris, incluso uno mismo cuando se involucra en él.
  Escucha a su compañero de piso cantando, con la música muy alta. Se siente ridículo, no sabe qué está haciendo viviendo con un extraño. Se siente ridículo por muchísimas cosas y todo parece perder el sentido.
  Necesita despejarse.

2 comentarios:

laura garcia dijo...

Me gusta tu blog, te sigo!
Yo acabo de abrir el mio, espero que si te gusta hagas lo mismo, muá!

Michelle Armstrong is an astronaut dijo...

Oh me encanta... te seguiré ^^